Así lo ha dictaminado la Justicia francesa en un caso. «Es una cuestión de la vida cotidiana, como ducharse o comer», mantiene la parte demandante.


Un juzgado francés ha dictaminado que una empresa debe indemnizar a un hombre que falleció por un ataque al corazón mientras mantenía relaciones sexuales en un viaje de trabajo. El caso de Xavier lo relató la abogada Sarah Balluet en su perfil de Linked-in. El hombre, que trabaja como técnico de seguridad para la compañía ferroviaria TSO, tuvo sexo con una mujer antes de regresar a su hotel y posteriormente murió a consecuencia de ese encuentro sexual. La empresa alegó que el empleado había interrumpido su viaje de trabajo para mantener una relación adúltera y que, por lo tanto, no era responsable de su muerto. Pero el Tribunal de Apelaciones de París dictaminó que la ley laboral protege a los empleados en todo momento durante los viajes de trabajo. «Es una cuestión de la vida cotidiana, como ducharse o comer», mantuvo la parte demandante. La decisión puede ser ahora elevada a un tribunal superior para que tome una decisión definitiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí